[The external organ of somatization]

María Carolina González Gómez
Alberto Dupuis

Resúmen

En este trabajo, tema del Ateneo dictado por la cátedra de Medicina Veterinaria, en la A.M.H.A., en el año 2002, los autores pretendemos demostrar el rol fundamental que desempeña el núcleo familiar humano en la salud del paciente animal, canino o felino, que se halla en estrecha convivencia con ellos. Asimismo, mencionamos las investigaciones realizadas en el campo de la Antropología Energética, novedosa ciencia surgida hace casi 70 años en el país.

Summary

In this article, which was the subjet of the 2002 lecture at the veterinarian medical chair [A.M.H.A], we, the authors, tried to demostrate the important role that the whole human family plays in the health of the animal patiente, canine or feline, that lives with them. We also mention the research carried out in the energetic anthropology field, a new science that has been in the country for seventy years.

Introducción

Los animales de compañía, compañeros ancestrales,ocupan un lugar preponderante dentro de la familia humana, siendo considerados en la mayoría de los casos un hijo más. Llenan el gran vacío que deja la soledad, ocupando el lugar de la pareja ideal, o permitiendo expresar la maternidad o paternidad no concretada , e indudablemente son amigos incondicionales que siempre nos escuchan, estando dispuestos a prolongar nuestra imagen y a mimetizarse con nuestra forma de ser, para satisfacer la necesidad que tenemos los seres humanos de identificarnos con nuestras “posesiones “.

Con el correr de los años hemos notado en la consulta, que los animales de compañía, han llegado ha ser , por decirlo de alguna manera, un “ÓRGANO EXTERNO DE SOMATIZACIÓN”. Ellos absorben como una esponja las emociones negativas o positivas del núcleo familiar y somatizan según su IDIOSINCRASIA. También, en menor porcentaje de ocasiones, padecen afecciones similares o iguales a las de los humanos con los que conviven.

El hijo único o un hijo más

Los perros y gatos presentan desde su nacimiento hasta la vejez, diferentes grados de dependencia, sumisión, mimetización y obediencia, entre otras características, que también se encuentran en los seres humanos, pero en nosotros , a cierta edad se produce una separación del núcleo familiar logrando cada individuo su independencia dejando de ser un hijo. Con nuestros compañeros, la dependencia es permanente, llegando a ser niños eternos, que siempre están necesitando de nuestros cuidados para su subsistencia, siendo nosotros sus GUARDIANES DE POR VIDA.

El niño eterno, es como una ESPONJA, al ser un gran receptor de todas las emociones y energías que hay en la familia, por consiguiente requiere un estudio dentro de y en relación al núcleo familiar.

No podemos escindir a nuestro paciente del contexto en el que vive, esto sería ver solo una parte del problema y alejarnos de la totalidad o del concepto holístico que la verdadera medicina debe contemplar. Según nuestro parecer, para comprender el sufrimiento profundo de cada individuo o paciente en particular, es mucho mejor estudiar al animal en la casa o el departamento donde habita, para realizar una consulta con orientación SISTÉMICA, que involucre a a todos los miembros de la familia dentro del proceso patológico que padece nuestro compañero no humano.

Núcleo familiar

Dentro del núcleo familiar es muy común encontrar entre sus integrantes o ELEMENTOS, relaciones conflictivas y patológicas que están impregnadas de emociones negativas, tales como bronca, angustia, nerviosismo, temor, fobia, agresividad, dando como resultado una atmósfera de tensiones y estrés cotidiano.

La familia funciona como un SISTEMA ,cada persona interactúa y se relaciona intimamente con los otros. Cuando un elemento dentro de este sistema cerrado está en desequilibrio, cambia y por consiguiente genera un cambio de rol en el otro; en muchas ocasiones este nuevo rol adoptado por el segundo elemento en acción, es para poner en evidencia la falta de armonía. En algunas situaciones al presentarse un cambio de roles, alguien puede asumir la patología familiar, pasando a ser la “VÁLVULA” O SÍNTOMA, donde se plasma la problemática común a todos los miembros.

Hemos observado en algunas familias que el animal es la “VÁLVULA” DE ESCAPE de las emociones que sus guardianes no han podido hacer concientes. Nuestros compañeros animales que son totalmente vulnerables y sin las herramientas necesarias para defenderse, las absorben muy rápidamente, pasando a ser víctimas de los conflictos familiares. Mencionaremos el caso de una clienta que sufrió un ataque de nervios en la casa , después de haber estado toda la mañana tratando de cobrar algo del dinero que le quedó atrapado en el “corralito” financiero; ella vivía sola con su gato, quién presenció la exteriorización de la bronca, los nervios y demás emociones negativas; al finalizar la exoneración, el gato comenzó a convulsivar “sin motivo aparente” y ella se asustó muchísimo, porque nunca antes había presentado esta sintomatología. Otro caso muy parecido, fué el de una perra que vivía con una familia y el 20 de diciembre del 2001, día del “cacerolazo” nacional, todos los miembros salieron a participar de la manifestación, regresando a la casa con mucha BRONCA!!, ese mismo día la perra tuvo su primera convulsión, desde entonces la medican con anticonvulsivantes y pese a esta medicación presenta un ataque por mes. Curiosamente cuando sus guardianes se fueron de vacaciones y la dejaron con la abuela, estuvo muy bien de ánimo y no tuvo ningún ataque convulsivo.

Estos casos ponen de manifiesto, la interacción estrecha que existe entre los seres humanos y los animales de compañía.

¿Quién es el órgano externo de somatización?

Es el elemento del sistema que ocupa el lugar de “VÁLVULA- SÍNTOMA” expresa la patología familiar o la del único ser humano con quién convive, haciéndose cargo de las emociones o conflictos ajenos, pudiendo llegar a SOMATIZAR.

Si nuestro paciente convive con un guardián en aparente estado de salud ( sin síntomas orgánicos), solo absorberá el desequilibrio emocional y energético, pero si tiene un contacto estrecho con una persona que presenta una patología en particular por ej. cáncer, puede mimetizarse y hasta padecer esta enfermedad, lo hemos visto en varios casos.

Posibles explicaciones de este fenómeno:

1. Desde la HOMEOPATÍA:

IMPREGNACIÓN MIASMÁTICA:

La impregnación MIASMÁTICA es el contagio inmaterial o energético de un estado patológico en particular. Es el dr. Kent, quien en sus obras tituladas: FILOSOFÍA HOMEOPÁTICA y ESCRITOS MENORES, deja entrever la posibilidad del contagio entre conyuges de sífilis y de blenorragia, sin estar presentes las lesiones infectantes de la enfermedad. ¿Cómo se explica a la luz de los conocimientos actuales esta observación del Dr. Kent ?, ¿Qué se transmite si los gérmenes correspondientes no están presentes en las lesiones ?

Nota: No es para sorprenderse el parecido en el caminar, los gestos, tono de voz o actitudes encontradas en las parejas después haber compartido toda una vida juntos y hasta en algunas ocasiones llegar a padecer las mismas enfermedades no contagiosas; ¿será esto una impregnación energética que se manifiesta desde lo más sutil, (tono de voz), hasta lo más profundo, como puede ser un síntoma orgánico ?

2. Desde la Psicología:

Impregnación emocional:

Al incorporar un animal de compañía en el hogar, lejos de la naturaleza, en medio de la gran selva de cemento, nuestro paciente queda fuera de contexto al verse obligado a vivir en departamentos o en casas donde no puede expresar las necesidades propias de su especie. Obviamente dependerá de su guardián , comportándose hasta el final de sus días como un niño de 3 años, aproximadamente.

Si consideramos a los perros y gatos como un hijo más o el único hijo del núcleo familiar, se pueden llegar a extrapolar las siguientes características de los seres humanos, tales como apego, dependencia, obediencia, identificación, mimetización, etc, las cuales favorecen la convivencia de las personas con su compañero, permitiendo que las reglas o pautas de la familia se lleven a cabo.

En la Psicología se ha estudiado minuciosamente la relación de la madre con su hijo; algunas corrientes promueven la existencia de una fusión emocional muy fuerte entre los dos, que se va disolviendo y separando con el pasar de los años, presentandose una fisura muy profunda a los 3 años de edad del niño.

Al experimentarse esta fusión emocional, todo aquello que la madre no hace conciente o de lo que no puede hacerse cargo, lo actúa o vivencia el niño, absorbiendo de esta manera el inconsciente de la madre; el compañero animal o niño eterno también se hace cargo permanentemente de las emociones de su guardián. El fenómeno del espejo, que refleja nuestra SOMBRA, se pone en evidencia; el otro experimenta emociones y al no tener las herramientas necesarias para metabolizarlas puede llegar a somatizar. Esto se ve muy claro cuando una madre está triste y trata de ocultarlo, pero su bebé no para de llorar o termina enfermándose, llora por ella, o somatiza su síntoma.

3. Desde la ANTROPOLOGÍA ENERGÉTICA:

La Antropología Energética fué creada por el Dr. José Tomás Zeberio, quién después de 70 años de investigaciones ininterrumpidas, logró revelar muchos misterios sobre la vida y el componente energético de los seres humanos, los otros animales y las plantas.

La Antropología energética es la búsqueda del origen de la psicología y de los pensamientos de una masa con vida. La psicología es lo que confiere movimiento a esa masa. Esta masa lleva impregnados recuerdos, experiencias, sensaciones (que pueden ser de dolor y/o

alegría) y significan el material necesario para saber de donde proviene la vida de esa masa que llamamos masa corpórea.

En cuanto al pensamiento, este actúa de acuerdo con las sensaciones que percibe la masa corpórea; ya sean estas simpáticas o antipáticas.

En su libro, “las leyes de la evolución creadora”, se encuentra la explicación al fenómeno que hemos denominado, “órgano externo de somatización”: el Dr. Zeberio ha dado a conocer la existencia de unas partículas positivas y negativas que provienen de los pensamientos y palabras, derivadas de las emociones que los seres humanos sentimos cotidianamente, las cuales permanecen suspendidas en los ambientes que habitamos. Estas energías ambientales generadas por un ser humano, son invisibles para el simple observador pero cualquier persona las puede sentir. Muchas veces hay lugares que nos producen un rechazo al primer contacto y vulgarmente se dice que tienen “mala onda”, o al entrar a una casa donde se ha discutido y la atmósfera está tan tensa, que puede “cortarse con un cuchillo”.

Estas partículas principalmente se depositan en los gatos, localizándose en una banda magnética cumular activa, que recorre la columna vertebral, esta banda es un tensor electromagnético, donde se van acumulando las partículas positivas y negativas de su guardián. Posteriormente estas partículas entran al organismo por unos conos o vórtices y se localizan en los diferentes órganos, produciendo varios tipos de somatizaciones, dependiendo de la naturaleza de la partícula.

Los animales de compañía se ven afectados positivamente y negativamente por las partículas que se encuentran suspendidas en los hogares donde viven, y esto depende directamente de la armonía o desarmonía de su guardián o del núcleo familiar que lo rodea, por este motivo es tan importante concientizar a las personas que tienen a su cuidado otros animales, para que comprendan que el estado de salud de su compañero depende no solamente de los tratamientos exitosos del Médico Veterinario.

A la luz de los conocimientos actuales, lo expuesto anteriormente resulta casi increíble, en verdad, las enseñanzas del Dr. Zeberio están adelantadas para esta época, así como lo estuvieron las de muchos personajes de la historia que fueron vapuleados en su momento histórico siendo actualmente, sus aportes científicos las bases de la ciencia; como es el caso de Galileo Galilei; hoy, ¿quién puede negar que la tierra es redonda?.

4. Desde la MEDICINA VETERINARIA. Observaciones del Médico veterinario, Richard Pitcairn, en su libro, “Salud Natural para Perros y Gatos “.

En el capítulo 10, ESPEJOS : PSIQUE Y SALUD, el Dr. Pitcairn, analiza algunos casos en donde ningún tratamiento fué exitoso, motivo por el cuál, empezó a sospechar la posible influencia de las actitudes psicológicas de las personas sobre la salud de sus perros y gatos.

A- Perros y gatos tienen los mismos problemas de salud que sus guardianes:

Los perros se rascan cuando sus guardianes lo hacen, un perro gordo tiene un compañero obeso, otros animales son mas idiosincrásicos, como el gato que padecía un problema circulatorio similar al que sufría su guardián, y el perro que empezó a toser de forma inexplicable poco tiempo después que su guardiana padeciera un ataque de asma; o el otro con una tenaz infección de los senos nasales, cuyo dueño como por coincidencia, sufría el mismo problema nasal.

B- Animales que contraen precisamente la enfermedad que los integrantes de la familia humana temían que contrajeran.

En este caso el animal parece replicar las pautas o creencias de su guardián. Un cliente, cuyo perro se estaba muriendo de una enfermedad renal, había perdido a causa de la misma enfermedad, todos los perros y gatos que había tenido anteriormente. Una vez más ocurría lo que tanto temía. ¿Telepatía?

C- Animales cuyo problema resulta agravado por tensiones emocionales suscitadas entre los miembros de la familia.

Los perros y gatos pueden ser muy sensibles a los conflictos que surgen en el seno de la familia, sin comprender que nada tienen que ver ellos con el problema. En el libro “What the animals tell me”, B. Lydecker cita un caso de una perrita dachshund que se mordisqueaba y arañaba a sí misma cada vez que sus guardianes tenían una disputa y se sentía frustrada por el abandono en el se encontraba. Cuando la pareja percibió tal situación, tomando las disposiciones del caso, las afecciones pruriginosas crónicas de la piel desaparecieron.

Afinidades Hombre/animal:

¿Cómo explicar los numerosos ejemplos de animales en los que se refleja la salud mental y física de sus compañeros humanos? ¿Se trata de una mera coincidencia o hay algo más?

Si queremos comprender este fenómeno deberemos conocer los lazos existentes entre la persona y el animal. Para éste , el mundo se limita a la familia y, quizás a unos cuantos perros , gatos y niños del vecindario. Al formarse vínculos de dependencia, denominados por los biólogos “efectos de impronta”, nuestro compañero animal pasa a ser un individuo muy susceptible a todo lo que le rodea.

Conclusiones

Para acercarnos a la verdad siempre deberemos tener en cuenta la multiplicidad de factores involucrados o en juego. Los Médicos Veterinarios, necesitamos conocer no solamente la medicina interna de nuestros pacientes y todas las patologías relacionadas con ellos, sino también el NÚCLEO FAMILIAR en el que se desarrollan, recordando que cada miembro de la familia es un ELEMEMTO del SISTEMA, llegando en algunas ocasiones a ser este, la CAUSA de la enfermedad que padece nuestro compañero de aprendizaje.

Recomendaciones

  1. Reconocer la influencia del nucleo familiar en la salud de los animales de compañía y tomar las medidas pertinentes que promuevan la armonía de todos sus miembros.
  2. Realizar a conciencia la consulta Homeopática, por ser esta medicina y arte de curar, holística (ninguna parte del cuerpo de los seres vivos se encuentra aislada del resto). Este concepto de TOTALIDAD, involucra no solamente al organismo, sino también a los factores que rodean puediendo llegar a desequilibrar a un individuo.

La Homeopatía permite restablecer el desequilibrio energético, emocional y físico tanto de los seres humanos como de los compañeros animales. En algunas ocasiones el medicamento simillimun del guardián puede llegar a ser el mismo que cure la patología de nuestro compañero de camino.

Los Invitamos a transitar este desafío.

Bibliografía

  1. GONZÁLEZ, Luis Felipe. Notas personales sobre terapia sistémica. 2002.
  2. GUTMAN, Laura. “Queridas mamás”. Revista número 14, año 2. El cuerpo del niño como manifestación de la realidad emocional de la mamá, junio 1999.
  3. GUTMAN, Laura. “La maternidad y el encuentro con la propia sombra” Ed. Laura Gutman, 2002.
  4. KENT, J. T.” Filosofía Homeopática” Páginas 191-193, Ed. Albatros, 1980.
  5. PITCAIRN, Richard. ” Salud natural para perros y gatos “. Ed. bellaterra, s.a, 1983.
  6. ZEBERIO, José Tomás. ” Las Leyes de la Evolución Creadora “, Antropología Energética, Vol, I y Vol, II, 2000