“Nuestra mayor evidencia son los pacientes curados, ellos en sí mismos son el verdadero testimonio de las virtudes terapéuticas que posee la Homeopatía.”

Testimonios de la vida real

En esta sección se irán recopilando los testimonios relatados por las personas que han elegido a la Homeopatía para tratar a sus animales de compañía, luego de haber probado infructuosamente otros tratamientos o porque los pacientes fueron desahuciados, encontrando en esta ciencia y arte de curar una última oportunidad de recuperación.

Respecto a la Homeopatía, se ha generado una serie de cuestionamientos, desde la veracidad del medicamento homeopático, hasta la duda sobre la existencia de la energía vital en el organismo del paciente, capaz de ser equilibrada por las medicinas homeopáticas. Sabemos que la Homeopatía no es aceptada en muchos países por este motivo, en verdad es una ciencia muy avanzada para la época. Para su comprensión es imprescindible aceptar el concepto vitalista (la energía vital es la fuerza que anima y gobierna al organismo) y también entender el poder maravilloso que desprende cada sustancia al diluirla y agitarla mas allá de número de Avogadro, dejando plasmada su huella en el agua, a pesar de no encontrarse en cantidades demostrables químicamente.

Actualmente no existen aparatos o técnicas precisas que expliquen o demuestren “científicamente” los mecanismos curativos que desencadena el remedio homeopático sobre los seres vivos, nuestra mayor evidencia son los pacientes curados, ellos en si mismos son el verdadero testimonio de las virtudes terapéuticas que posee la Homeopatía.

El tratamiento homeopático en personas cuenta con cuestionamientos que no están presentes en medicina veterinaria, los cuales pueden actuar como efecto placebo y producir resultados favorables, poniendo en tela de juicio la eficacia del remedio homeopático:

  1. La relación médico – paciente: durante la consulta homeopática el paciente narra la historia de su vida, expresa sus sentimientos, ilusiones, sensaciones, sueños, sufrimientos, etc, tal mención ayuda a mejorar el estado general por el solo hecho de expresarse libremente, como si asistiera a una consulta psicológica. Algunos pacientes que concurren al consultorio de médicos homeópatas muy famosos o carismáticos, ante la posibilidad de lograr una entrevista con ellos, vivencian un estímulo considerable en su sistema de defensas, produciéndose el efecto placebo tan cuestionado en la Homeopatía.
  2. Sugestión: el efecto placebo se ha comprobado en innumerables experimentos, administrando placebos a diferentes enfermos, obteniéndose en algunos pacientes curaciones sorprendentes. La sugestión sobre la mente del ser humano tiene un alcance inimaginado.

En medicina veterinaria, carecemos de los dos efectos placebos descriptos anteriormente:

  1. Relación médico – paciente: el paciente no habla, muchas veces no se da por enterado que hablan de él, tampoco puede reconocer las virtudes del profesional, ni tenerlo como un ídolo. Por el contrario le puede producir rechazo por someterlo a exámenes físicos y/o exámenes complementarios desagradables.
  2. Sugestión: la administración del remedio homeopático en perros y gatos se puede realizar directamente en la boca o colocándolo en el recipiente destinado para el agua de bebida, especialmente en los casos de animales muy agresivos. En muchos pacientes el simple acto de sujetarlos y forzarlos a ingerir el remedio, genera estrés. En ninguna de las dos situaciones anteriormente mencionadas el animal es consciente o capaz de comprender el p oder del líquido que ingiere, es como un bebé a merced de su madre.

La evidencia de casos curados con la medicina homeopática aplicada en animales, es el mejor testimonio para demostrar el poder curativo de los remedios homeopáticos, estando libre de cuestionamientos tales como el efecto placebo.

Veamos algunos casos

Problemas de comportamiento (Etología)

Dermatología

Neurología